viernes, 21 de diciembre de 2012

La conferencia de prensa de Putin agradó a expertos extranjeros


La gran conferencia de prensa de Vladímir Putin tuvo repercusión en Rusia y en el extranjero.

En todo el mundo, expertos siguieron atentamente, elencuentro con la prensa del presidente de Rusia, Vladímir Putin. Algunos de ellos compartieron sus impresiones con La Voz de Rusia
Las grandes citas de Putin con la prensa constituyen ya un fenómeno en la política mundial. Son contados los colegas extranjeros del presidente ruso que pueden, aparte de conversar con la prensa durante varias horas, abarcar un espectro tan amplio de asuntos. Tal fue la opinión de Angelo Serguillo, profesor de la facultad de Historia de la Universidad de Sao Paulo: 
–Lo primero que asombra a un extranjero en la conferencia de prensa de Putin es su duración. Diría que es una mega-entrevista, pues duró más de cuatro horas. Y suscita interés el que, durante la conferencia de prensa fuera abordado un círculo tan amplio de asuntos. Desde los más serios, y podemos decir, delicados, tales como el de la adopción de huérfanos rusos por norteamericanos, y la respuesta de la Duma de Estado a la denominada ley Magnitski, aprobada por el Congreso de EEUU. Hasta momentos bastante informales, cálidamente humanos, como ese cuando una periodista transmitió saludos y regalos de los primeros maestros de Vladímir Putin, de la escuela donde estudió. 
Una de las declaraciones de Putin estuvo dedicada a las relaciones con Japón. Debido al litigio sobre la soberanía de las islas Kuriles, hasta ahora no se ha firmado entre Moscú y Tokio un tratado de paz. En Japón se celebraron no hace mucho elecciones parlamentarias. El líder del partido que triunfó en los comicios prometió entablar el diálogo con Moscú. Vladímir Putin comentó esa declaración, definiéndola de un “signo importante”, que Rusia ha evaluado debidamente. Estas palabras del líder ruso son la garantía de la distensión de las relaciones de los dos países, afirma Oda Takesi, analista del periódico japonés Hihon Keidzai
–La declaración de Putin constituye una confirmación más del propósito de Rusia de dialogar con Japón. La diplomacia japonesa se encuentra actualmente en una situación difícil, a raíz del agravamiento de las relaciones con China y con Corea del Sur. En particular, está planteado con agudeza el problema con China sobre la propiedad de las islas Senkaku. Con el trasfondo de tales dificultades, las relaciones con Rusia se muestras más prósperas. Considero que el primer ministro siguiente, Shinzo Abe, (quien debe ser elegido el 26 de diciembre), tiene un gran deseo de mejorar las relaciones nipono-rusas. 
La exposición de Vladímir Putin fue seguida también en China. Es más, en Pekín constataron que, los juicios del presidente de Rusia y de la elite china sobre los procesos mundiales coinciden. Así lo manifestó a nuestra emisora Chzhan Shuhua, director del Instituto de informaciones de la Academia de Ciencias Sociales de China: 
–Vladímir Putin puso en alta estima, en la conferencia de prensa, las relaciones ruso-chinas, subrayando que ahora viven sus mejores tiempos. China comparte plenamente esa evaluación. Entre nuestros países existen puntos de vista similares sobre muchos asuntos. Está en marcha un provechoso intercambio de experiencia, entre los partidos gobernantes de nuestros países, en la gestión de la sociedad, en el desarrollo político y económico. 
La postura de Rusia sobre Siria sigue siendo una de las más adecuadas, declaró en entrevista a nuestra emisora el politólogo palestino Abdalla Isa. Así comentó lo expresado por Putin sobre la situación en el Oriente Próximo. En la cita con la prensa indicó que, el problema sirio puede ser resuelto solo pacíficamente. A diferencia de Rusia, todos los demás países persiguen en Siria sus propios objetivos, considera Abdalla Isa. Es más, esta situación no es más que la repetición de lo que se vivió ya en Iraq, dijo y agregó: 
–Soy de Iraq y mi opinión es compartida por millones de ciudadanos iraquíes. Cuando EEUU invadió Iraq, su objetivo no era el de instaurar la democracia, o la de ayudar al pueblo iraquí a enfilar por la senda del desarrollo. Lo principal para EEUU, y así lo ha confirmado la historia desde 2003, hasta el presente, es el petróleo de Iraq, las riquezas de Iraq y la ubicación estratégica de Iraq. EEUU desea neutralizar a Iraq para que no sea un estado fuerte. El plan que el presidente Putin expuso sobre Siria es muy razonable y correcto. Una vez más reiteró que Rusia no tiene allí grandes intereses y no está preocupado de la personalidad del presidente Asad, sino que se pregunta: ¿qué pasará si Asad deja el cargo por la vía armada? Entonces, sobrevendrá el caos y la guerra civil. 
La conferencia de prensa de Vladímir Putin tuvo una duración de cuatro horas y treinta y tres minutos, tiempo en el que sesenta y dos periodistas formularon al presidente ochenta y una preguntas. Ellas tuvieron relación con la política exterior e interna de Rusia, además con los problemas sociales más relevantes del país.

La voz de Rusia
Publicar un comentario