viernes, 21 de diciembre de 2012

Cuatro rusos mueren al estrellarse un helicóptero Mi-8 en Sudán del Sur

Cuatro tripulantes de un helicóptero ruso Mi-8  murieron este viernes en Sudán del Sur, supuestamente, porque la máquina fue derribada, informó una fuente de los cuerpos de seguridad rusos.
“El Mi-8 derribado pertenece a la empresa Nizhnevartovskavia, según los datos preliminares. Cuatro ciudadanos rusos que estaban a bordo murieron”, dijo la fuente.
Anteriormente, la agencia AFP comunicó que el helicóptero de la Misión de Asistencia de las Naciones Unidas en la República de Sudán del Sur (UNMISS), con cuatro tripulantes, se estrelló en el estado de Jonglei, en el este del país africano. El portavoz de la UNMISS en Juba, Liam McDowall, dijo que no había pasajeros a bordo y que se abrió una investigación para esclarecer las circunstancias de lo ocurrido.
El Ejército sursudanés comunicó a la UNSMISS que “ha derribado el helicóptero en el área de Likuangole, en el estado de Jonglei”, dijo el portavoz adjunto de la ONU, Eduardo del Buey. Añadió que el helicóptero realizaba un vuelo de reconocimiento en la zona y que, según los reportes iniciales, se estrelló y se incendió.
La compañía aérea Nizhnevartovskavia, instalada en el aeropuerto de Nizhnevártovsk, en Siberia, tiene su propio parque de helicópteros Mi-8, Mi-8AMT y Mi-26 y posee un certificado para realizar operaciones aeronáuticas en el exterior. Sus helicópteros trabajaron en Nepal, Yemen, Pakistán, Indonesia, Afganistán, Congo y Sudán. En 2010, Nizhnevartovskavia fue incluida en el registro de proveedores de la ONU.

Ria Novosti
Publicar un comentario