lunes, 25 de noviembre de 2013

El exlíder georgiano estuvo apoyando a la oposición en Rusia

15:13 25/11/2013
Moscú, 25 de noviembre, RIA Novosti.

El expresidente de Georgia, Mijaíl Saakashvili, reconoció que intentó intervenir en los asuntos internos de Rusia al encomendar al diputado Guivi Targamadze reunirse con opositores rusos en Bielorrusia y Lituania, escribe el diario Rossiyskaya Gazeta.
Los medios rusos llevaban tiempo denunciando que los políticos georgianos estaban involucrados en la organización de protestas en Rusia. Pero nunca antes un dignatario de Georgia había reconocido que esas acusaciones eran ciertas.
“Guivi siempre se ha ocupado de esas cosas. Es su naturaleza. No puedo pararlo. Incluso si le hubiéramos dicho que no lo hiciera, lo habría hecho de todos modos. Le suelo llamar el Che Guivi-vara”, indicó Saakashvili.
Los partidarios del expresidente en el partido Unidad Nacional confirmaron sus palabras. Sin embargo, el propio Targamadze las niega.
Saakashvili reconoció también que no creía en que la misión de Targamadze tuviera éxito.
“No pienso que sea posible organizar un golpe de Estado en Rusia con la ayuda de Guivi”, indicó. “No estaría en contra de una revolución democrática en Rusia pero no creo que podamos organizarla nosotros”, afirmó el expresidente.
Después de dejar el cargo Mijaíl Saakashvili inmediatamente viajó a Washington para dar las gracias a los políticos estadounidenses que apoyaron a Georgia durante su presidencia. Además, en señal de sus relaciones amistosas con el Congreso de EEUU publicó en su muro de Facebook una fotografía con el senador John Mccain.
Según los medios estadounidenses, también solicitó a los legisladores estadounidenses seguir prestando ayuda a Georgia en su intento de adherirse a la OTAN.
Publicar un comentario