jueves, 5 de septiembre de 2013

Ministros rusos visitarán Japón a primeros de noviembre para impulsar tratado de paz


El presidente ruso Vladímir Putin se reunió hoy con el primer ministro de Japón, Shinzo Abe
16:02 05/09/2013
San Petersburgo, 5 de septiembre, RIA Novosti.

El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, y el ministro de Defensa, Serguéi Shoigú, visitarán Japón los días 1 y 2 de noviembre para impulsar la firma de un tratado de paz.
El presidente ruso Vladímir Putin se reunió hoy con el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, en el marco de la cumbre del G20 que comienza este jueves en San Petersburgo.
"Queremos desarrollar nuevas forma de cooperación entre Rusia y Japón. Por su iniciativa, los ministros rusos de Exteriores y de Defensa viajarán a principios de noviembre a Tokio. Confío en que este formato de negociaciones (2+2, dos cancilleres y dos ministros de Defensa) fortalezca nuestros lazos", dijo Putin a Abe.
Por su parte, Abe declaró que celebra la próxima visita de ministros rusos.
"El diálogo político entre nuestros países avanza a buen ritmo y me alegra que ministros rusos de Exteriores y Defensa viajen a Japón", apuntó el primer ministro nipón.
Asimismo declaró sentirse satisfecho con su encuentro con Vladímir Putin en San Petersburgo, ciudad natal del presidente ruso.
A finales de abril pasado, Putin y Abe sostuvieron una reunión en Moscú y expresaron su disposición a eliminar las divergencias existentes y concertar un tratado de paz. Fue la primera visita de un primer ministro japonés a Rusia en los últimos diez años.
El 19 de agosto pasado, el viceministro ruso de Asuntos Exteriores, Ígor Morgúlov, y su homólogo nipón, Shinsuke Sugiyama, iniciaron en Moscú una ronda de consultas sobre la firma del tratado de paz.
Japón reclama las cuatro islas de las Kuriles del Sur (Iturup, Kunashir, Shikotan y Habomai) alegando el tratado bilateral sobre comercio y fronteras de 1855. Tras la II Guerra Mundial, las islas fueron traspasadas a la Unión Soviética en virtud de acuerdos internacionales, y posteriormente Rusia, como heredera legal de la URSS, asumió la soberanía de estos territorios.
Tokio condiciona la firma del tratado de paz con Moscú, asignatura pendiente desde 1945, a la recuperación de las cuatro islas que define como “territorios del norte japoneses”. Por su parte, Moscú se niega a revisar la soberanía de las Kuriles.
Publicar un comentario