martes, 3 de septiembre de 2013

Lanzamientos en el Mediterráneo refuerzan las expectativas de un ataque contra Siria

Lanzamientos en el Mediterráneo refuerzan las expectativas de un ataque contra Siria
16:23 03/09/2013
Moscú, 3 de septiembre, RIA Novosti.

Los lanzamientos de misiles en el Mediterráneo, detectados esta mañana por Rusia y reivindicados luego por Israel como parte de un ensayo conjunto con EEUU, reforzaron las expectativas de un inminente ataque a Siria en respuesta al uso de armas químicas que Occidente incrimina al régimen de Bashar Asad.
“Es un elemento de presión e intimidación, una demostración de que los estadounidenses están preparando una intervención”, declaró a RIA Novosti el diputado ruso Franz Klintsévich, subjefe del comité parlamentario para la defensa y miembro del partido oficialista Rusia Unida.
Para el legislador, “se trata de un tiro de prueba, un síntoma de que habrá una operación terrestre que podría comenzar con ataques aéreos, con armas de alta precisión”.
El contralmirante Viachelav Apanasenko, exmiembro de la delegación rusa que en 1988 negoció con los estadounidenses las restricciones sobre fuerzas nucleares estratégicas de emplazamiento naval, opina que los cohetes fueron lanzados hoy desde un submarino estadounidense.
“Si se confirma que se han lanzado desde un submarino estratégico de la Armada estadounidense, habrá que convocar una reunión extraordinaria del Consejo de Seguridad de la ONU para que representantes de Washington respondan a la comunidad internacional sobre los motivos de su actuación”, dijo el experto.
Tales acciones, a su juicio, “ponen en peligro a la población de países vecinos, así como buques mercantes y de guerra que se encuentran en el Mediterráneo”.
El jefe del comité parlamentario de asuntos internacionales, Alexéi Pushkov, señaló que lo ocurrido hoy “también es una señal por parte de Israel (…) de que su sistema de defensa antimisiles podrá repeler cualquier amenaza en caso de un ataque”.
El politólogo Fiódor Lukiánov considera que las provocaciones con respecto a Siria continuarán hasta el 9 de septiembre, fecha en que el Congreso estadounidense decidirá sobre una represalia contra el régimen de Bashar Asad, al que EEUU y sus aliados incriminan el ataque químico del 21 de agosto con centenares de muertos cerca de Damasco.
“Cuanta más incertidumbre hay, más personas quieren forzar la toma de decisión, hacer algo para desbaratar las dudas que Obama probablemente  tiene. El margen de provocaciones aquí es ilimitado”, comentó.
Publicar un comentario