lunes, 22 de julio de 2013

El Ka-27M supera las pruebas de modernización

El Ka-27M supera las pruebas de modernización

La Armada Rusa y la compañía Helicópteros de Rusia han concluido la primera etapa de pruebas del helicóptero Ka-27M. Se trata de una variante radicalmente modificada del helicóptero antisubmarinos Ka-27 (según la clasificación de la OTAN, Helix).

Este nuevo helicóptero podría interesar a China, país que observa en los últimos tiempos con especial inquietud el incremento de las flotas submarinas de otros Estados de la región del Pacífico Asiático. La defensa contra submarinos es tradicionalmente el lado débil de la flota china.
La peculiaridad fundamental del nuevo helicóptero consiste en una nueva estación de radares, que consta de una antena de fase activa en forma de malla. Este tipo de estación es lo más novedoso que existe en materia de sistemas de radares y consiste en un conjunto de muchos módulos de pequeñas dimensiones que transmiten y reciben las señales de radiolocalización. Debido a que este tipo de estaciones consumen grandes potencias, la creación de estos constituyó un complejo problema, por suerte ya resuelto.
El Ka-27M, gracias a su nueva estación, es capaz de detectar a grandes distancias objetos de pequeñas dimensiones, como, por ejemplo, los periscopios u otros equipos extensibles de los submarinos sumergidos. Esta estación de radiolocalización es capaz de realizar el seguimiento de una decena de objetivos con estas características. Además, el helicóptero dispone de todo un complejo de otros sistemas de detección de submarinos, incluyendo una estación de exploración radiotécnica, una estación acústica y una estación magnetométrica. Todas ellas están unidas en una red, y la tripulación tiene la posibilidad de acceder a los datos en cómodos monitores multifuncionales.
Este helicóptero es capaz de detectar con eficacia submarinos sumergidos hasta profundidades de quinientos metros, atacarlos con las armas adecuadas (torpedos o bombas de profundidad) o transmitir los datos sobre el objetivo a un buque de guerra.
La realización del programa del Ka-27M permite iniciar también la modernización de decenas de helicópteros Ka-28 (la variante de exportación del Ka-27) en el exterior. Uno de los mayores compradores de estas naves es China, que las adquirió durante la primera década de este siglo.
China sigue con preocupación el incremento de las flotas submarinas de los Estados de la región del Pacífico Asiático. Se trata de procesos que tienen lugar en la actualidad en Japón, Corea del Sur, Vietnam, Indonesia, Singapur y otros países. Especialmente actual esta tarea de defensa antisubmarina se torna en el Mar de la China Meridional, donde éste país ha construido una importante base para sus submarinos atómicos.
China teme que los países del Sudeste Asiático puedan utilizar estas flotas para afectar el funcionamiento de rutas marítimas de gran importancia estratégica, trazadas por este mar. Estas rutas son utilizadas por China para recibir la mayor parte de las importaciones de combustibles y otros tipos de materias primas. La compra de helicópteros con un potente equipamiento moderno permite fortalecer considerablemente en plazos breves los sistemas de defensa antisubmarina y le permitirá a los grandes buques de guerra chinos sentirse a sus anchas en el Mar de la China Meridional. Otros importantes compradores del Ka-27 son la India y Vietnam, quienes también podrían estar interesados en la modernización de estas naves.

La voz de Rusia
Publicar un comentario