lunes, 17 de junio de 2013

Rusia intensifica el desarrollo de torpedos “inteligentes”

торпеда шквал торпеда-носитель Скоростная подводная ракета Шквал

En Rusia se ha creado un centro único de investigación para desarrollar torpedos de combate. La entidad llamada Consejo Científico para los Torpedos no tiene antecedente en la historia del país.

Se ocupará de estudios teóricos en balística, hidrodinámica y acústica. Como temas cerrados tratará teorías de guiado de torpedos.
La tarea de perspectiva que se plantean los técnicos del centro consiste en desarrollar un torpedo con elementos de “inteligencia artificial” capaz de operar con autonomía en la profundidad del mar no solo identificando los objetivos según el principio de “amigo-enemigo”, sino también modificando y renovando su programa de búsqueda. Rusia sigue siendo país líder en el desarrollo de torpedos adelantándose en ese terreno a las potencia navales más avanzadas, sostiene el vicepresidente de la Academia de Problemas Geopolíticos, Konstantín Sivkov:
—La prioridad en el desarrollo de nuevos torpedos será aumentar su alcance de tiro y la distancia de detección de blancos submarinos. Además se pretende dotarlo de “inteligencia artificial” para que elabore por sí solo su trayectoria de guiado evitando la persecución de objetivos falsos.
La fundación de un consejo científico para el desarrollo de torpedos demuestra que Rusia procura adelantarse a sus competidores, afirma el analista militar del diario Komsomolskaya Pravda, Víctor Baranets:
La escuela rusa de desarrollo de armas submarinas se ha encontrado últimamente dispersa entre varios centros científicos. Cada uno de ellos seguía su propio camino. El Gobierno y la Comisión de Industria Militar pretenden reunir la célebre escuela rusa de torpedos en un poderoso centro único de construcción de armas submarinas. Hoy lo más importante es que ese tipo de armas requiere de “inteligencia artificial”. Se trata de armas de sexta y séptima generación.
Hace ya mucho que los expertos especulan sobre la posible creación de un torpedo robot dotado de “inteligencia artificial”. De momento, el torpedo es incapaz de localizar un blanco por sí solo y solo persigue un objetivo programado, explica Konstantín Sivkov:
La idea es que la “inteligencia artificial” del torpedo le permita identificar el blanco real en medio de interferencias. La búsqueda del blanco está a cargo de otros medios. Si el torpedo se lanza desde un submarino, se utilizan los sonares de éste último. Hoy todavía no existe un torpedo que una vez lanzado a un área determinada permanezca en la misma durante mucho tiempo buscando y destruyendo objetivos con ayuda de un sonar incorporado. En algún momento hubo planes de crear un supertorpedo dotado de un generador de energía nuclear, esto es una especie de submarino nuclear no tripulado.
Ese aparato tendría un alcance de decenas de miles de millas náuticas. Finalmente el proyecto fue suspendido por toda una serie de problemas técnicos. El experto señala que la fuerza naval rusa dispone del torpedo a reacción Squall poseedor del récord mundial de velocidad entre las armas submarinas: más de trescientos kilómetros por hora. Dada su alta velocidad, el blanco resulta incapaz de evitarlo maniobrando.
El Consejo Científico para los Torpedos agrupará a los mejores especialistas en balística, hidrodinámica, acústica y tecnologías electrónicas. Planea celebrar en 2014 un congreso fundamental en materia de construcción de torpedos.

La voz de Rusia
Publicar un comentario