jueves, 7 de marzo de 2013

Berlín y Bucarest quieren impedir elecciones anticipadas en Moldavia

Berlín y Bucarest  quieren impedir elecciones anticipadas en Moldavia
La crisis política en Moldavia tras la ruptura de la coalición parlamentaria desató una oleada de críticas en Occidente. 
Las declaraciones de políticos occidentales indican que Europa insistirá en que es necesario poner fin al conflicto interno de la Alianza para la Integración Europea tratando de reconciliar a sus líderes para evitar la conviocatoria de elecciones parlamentarias anticipadas. Salta a la vista que los representantes de la Unión Europea ni siquiera ocultan su intención de privar a los electores moldavos de la posibilidad de cambiar el parlamento a pesar de que la necesidad de tal cambio se ha hecho evidente desde hace mucho tiempo.
El alemán Gunther Krichbaum, titular de la Comisión de Asuntos Europeos del Bundestag, dijo lo sugiente: 
En mi ponión, el conflicto entre los lídres de la Alianza no se debe a razones objetivas, sino a problemas personales. Ese tipo de problemas bien pueden ser resultos con negociaciones. Consideramos como un hecho muy positivo el que los líderes de la Alianza continúen negociando, con la mediación del presidente del país. Lamentamos mucho que la situación se haya complicado tanto y esperamos que la crisis tenga solución y las fuerzas proeuropeas sigan llevando a Moldavia por el camino europeo. 
Cabe señalar que la declaración del funcionario alemán contiene una contradicción interna. Por un lado, Gunther Krichbaum dice que se trata de su opinión personal, mas por otro, usa el plural al referirse a las expectativas de que Moldavia siga avanzando por el camino europeo. Es una clara señal a los líderes de los partidos „proeuropeos” para que dejen a un lado sus rencillas personales, porque en caso contrario, las elecciones anticipadas pueden cambiar cardinalmente el rumbo geopolítico de Moldavia. El analista políttico rumano Dan Dungachu, ex asesor del presidente de Moldavia y uno de los arquitectos de la coalición en divorcio comparte la opinión de sus colegas europeos y expresa la esperanza de que el país debe evitar las elecciones anticipadas. Uno involuntariamente se pregunta: ¿por qué serán tan alérgicos los reuropeos a una forma tan democrática de expresión de la voluntad popular? Lo más probable es que los analistas rumanos y funcionarios europeos se han dado cuenta de que la poblaciónd de Moldavia no confía más en la propaganda europea y ha perdido toda esperanza de gozar de una vida dulce en el seno de la Unión Europea. Justamente la posibilidad de que los electores fuercen al Gobierno a pensar en la integración euroasiática del país que propone Rusia cause tanto temor a los titiriteros europeos que controlan a ciertos políticos moldavos.

La voz de Rusia
Publicar un comentario