viernes, 18 de enero de 2013

La operación militar en Argelia fue para aniquilar terroristas, afirman expertos rusos

El objetivo de la operación militar que lanzó el Ejército argelino no fue salvar a los rehenes, sino aniquilar a los terroristas que atacaron la planta de gas en el sur del país, comentaron hoy expertos y veteranos de los servicios secretos rusos consultados por RIA Novosti.

El coronel Víctor Kim, exjefe de una de las unidades del grupo de misiones especiales Vimpel de la KGB de la URSS, dijo que en Argelia tuvo lugar  una operación militar para eliminar a los terroristas y no para salvar a los rehenes.

"El Ejército no tiene experiencia en el rescate de rehenes y, además, en Argelia no hay fuerzas especiales entrenadas para realizar acciones tan complicadas", apuntó Kim.
A su juicio, los mandos militares que ordenaron lanzar la operación ni siquiera tenían información exacta sobre el número y lugar donde se encontraban los terroristas y sus rehenes.
Esta opinión la comparten otros veteranos de los servicios secretos rusos, quienes coinciden en que desde un comienzo, los planes de los militares fue aniquilar a los terroristas en una operación en la que utilizaron tanques y helicópteros.

Los expertos rusos destacaron que las misiones para rescatar rehenes deben estar a cargo de unidades de fuerzas especiales y la policía, que actúan causando el menor número posible de víctimas. Evidentemente, esta vez el objetivo fue acabar con todos los terroristas sin importar el número de muertos ni las consecuencias políticas.

En la madrugada del miércoles, un grupo islamista atacó las instalaciones de un campo de gas cerca de la ciudad argelina de Amenas, situada a 100 kilómetros de la frontera con Libia.
La autoría intelectual del ataque se atribuye a Mokhtar Belmokhtar, un ex militante de Al Qaeda en el Magreb Islámico que fundó un batallón propio, “Firmantes con sangre”.
Después del ataque, los islamistas tomaron rehenes y amenazaron con volar las instalaciones en caso de asalto.
El Gobierno de Argelia descartó de entrada cualquier negociación con los terroristas que, según la prensa, exigieron liberar a sus compañeros que cumplen condena en las cárceles argelinas, así como poner cese a la intervención militar de Francia en Mali.

Ria Novosti
Publicar un comentario