lunes, 27 de enero de 2014

China y Rusia pretenden quedarse en el Mediterráneo

17:13 27/01/2014
Moscú, 27 de enero, RIA Novosti.
El sábado pasado comenzaron las primeras maniobras conjuntas de las Armadas rusa y china en el Mediterráneo que infunden sospechas a Occidente, escribe Nezavisimaya Gazeta.
En los ejercicios participan el crucero Pedro el Grande de la Armada rusa y el barco de guardia chino Yancheng que el 7 de enero garantizaron la seguridad del transporte de las armas químicas sirias.
Los países occidentales sospechan que Rusia y China tienen intereses económicos en la región y aspiran a hacer permanente su presencia. Moscú y Pekín no lo rechazan ni lo confirman. El Ministerio de Defensa ruso indica que el objetivo principal de las maniobras consiste en “reforzar el nivel de compatibilidad operativa entre los buques ruso y chino”.
El navío chino ya realizó ejercicios similares con otros buques rusos hace seis meses en el Lejano Oriente ruso. Entonces el objetivo proclamado era la lucha contra los piratas. Sin embargo, ahora las maniobras se realizan lejos del territorio de ambos países.
Tanto Rusia como China ya concentraron varios barcos militares en el Mediterráneo, sin duda, sobrantes para la protección del único buque danés que almacena por el momento las armas químicas sirias. Se prevén más cargas pero, de todos modos, las sustancias tóxicas deberán partir para su destrucción hasta el 5 de febrero de 2014.
Los expertos consideran que los buques rusos y chinos se quedarán permanentemente en el Mediterráneo. La exsecretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, está convencida que esta presencia se explica exclusivamente por razones comerciales.
Además, en la parte este del mar fueron descubiertos importantes yacimientos de gas y compañías rusas ya firmaron contratos para explorarlos con Siria, Chipre, el Líbano e Israel mientras que el comercio entre Siria y China se duplicó en los últimos cuatro años para llegar a 2.000 millones de dólares.
Publicar un comentario