jueves, 19 de septiembre de 2013

Rusia considera extremistas las acciones de Greenpeace en el Ártico

El Ministerio de Exteriores de Rusia ha considerado "provocadoras" y "extremistas" las acciones del buque Arctic Sunrise de Greenpeace en el Ártico ruso para oponerse a la extracción de petróleo y gas en la región.
La declaración del Ministerio ruso apareció tras la protesta de los activistas de la ONG ambientalista, que trataron de penetrar en la plataforma de extracción de gas de la mayor compañía gasista de Rusia, Gazprom, ubicada en el mar Pechora, informa el diario ruso 'Novie Izvestiya'.

"Las acciones de los activistas eran agresivas y provocadoras y tenían las características de una actividad extremista que amenaza la vida de personas y puede causar una catástrofe ambiental en la región", han afirmado en el Ministerio. 

Según informó el miércoles el servicio de prensa del Servicio Federal de Seguridad (FSB, por sus siglas en ruso), durante la acción ilegal de Greenpeace la guardia fronteriza rusa tuvo que abrir fuego de advertencia y dos activistas fueron detenidos, encontrándose actualmente en un barco de la guardia fronteriza. Sin embargo, otros dos logaron subir a la plataforma y se encadenaron a la misma.

Debido al peligro real para la plataforma rusa y a la negativa a las exigencias de detener sus actividades ilegales, las fuerzas de la guardia fronteriza se vieron obligadas a detener el buque que aún permanecía en las aguas cercanas a la plataforma. De acuerdo con los informes de la prensa rusa, los agentes armados de la guardia ya se encuentran a bordo del Arctic Sunrise.

Con respeto al incidente, el Ministerio de Exteriores ruso llamó al embajador de los Países Bajos, quien recibió la nota de presentación de las acciones del buque Arctic Sunrise, que navega bajo la bandera holandesa. Rusia también ha instado a las autoridades del Reino de los Países Bajos a tomar inmediatamente las medidas necesarias y eficaces para evitar la repetición de acciones semejantes en un futuro.           

El rompehielos de Greenpeace Arctic Sunrise entró en las aguas del Ártico ruso pese a la prohibición por parte de Rusia de navegar en esa zona, a finales del pasado mes de agosto. Los activistas de la ONG planeaban celebrar una serie de protestas pacíficas contra la extracción de petróleo y gas en la región, planificada por las empresas estatales rusas Rosneft y Gazprom y por su socio de EE.UU., ExxonMobil.


Texto completo en: http://actualidad.rt.com/actualidad/view/106216-rusia-greenpeace-artic-sunrise-gazprom
Publicar un comentario