martes, 3 de septiembre de 2013

Israel pone a prueba misiles antiaéreos y tolerancia de otros países

Кремль Владимир Путин Си Цзиньпин Владимир Путин Шойгу

Israel realizó dos lanzamientos de misiles desde el mar Mediterráneo. Sus militares explican que junto con EEUU sometieron a prueba el escudo antimisiles nacional. Según expertos, el caso se inscribe en el contexto general de una escalada de tensiones en torno a Siria y, a lo mejor, también sirve para probar los reflejos de Rusia.

Un radar de Armavir, en el sur de Rusia, captó ambos lanzamientos realizados desde la parte central del Mediterráneo, a las 10.15 a.m., hora de Moscú. Los misiles volaban en dirección del litoral este del mar y cayeron en el agua a trescientos metros de la costa. El ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, avisó de inmediato sobre lo ocurrido al comandante supremo de las FFAA de Rusia, el presidente Vladímir Putin.
El sistema de alerta antimisiles funcionó perfectamente, comentó el analista Serguéi Deniséntsev, del Centro de Análisis de Estrategias y Tecnologías.
–Este sistema sirve para avisar oportunamente a la dirección del país sobre los lanzamientos de misiles balísticos intercontinental es, en primer término. Asimismo, puede captar los lanzamientos de misiles táctico-operativos. EEUU también cuenta con esa clase de radares. Algunos componentes de los sistemas de alerta de otros países, como Israel, China, Reino Unido y el resto de las naciones nucleares también son capaces de captar lanzamientos de misiles.
Para lo expertos rusos, lo extraño del caso fue la reacción de la comunidad mundial a la noticia de los lanzamientos. Las averiguaciones de quién lanzó los misiles tomaron varias horas. Rusia parecía ser la única nación en detectarlos. La OTAN y la Unión Europea evitaron comentar el caso. París y Roma supuestamente no estaban enterados. El Pentágono se apresuró a informar que sus buques de guerra que se encuentran en el Mediterráneo, frente a las costas de Siria, no han lanzado misiles. Tel Aviv también aseguró que carece de información sobre los lanzamientos. Algo más tarde, el Ministerio de Defensa de Israel dijo que los misiles se lanzaron como blancos para someter a prueba el escudo antimisiles israelí y que EEUU participó en el simulacro.
Ese tipo de pruebas son al menos inoportunas en estos momentos difíciles y solo sirven para inflar la atmósfera en torno a Siria, sostiene el profesor asociado de Ciencia Política Aplicada en la Universidad Financiera del Gobierno de Rusia, Evgueni Voiko.
La situación es muy complicada y cualquier gesto como éste puede provocar una respuesta inmediata. Por esto el caso sirve para comprobar la capacidad de reacción de todos los protagonistas y hasta qué punto dominan su estado psicológico y sus emociones. Se puso a prueba la tolerancia del Gobierno de Siria, y de la jefatura rusa también.
Cualquier misil lanzado en la región puede ser interpretado como el inicio de una guerra. Puede ser que la reciente prueba del escudo antimisiles israelí no sea el último intento de verificar los nervios de los participantes voluntarios y forzosos del nuevo drama que se está desarrollando en la región.

La voz de Rusia
Publicar un comentario