miércoles, 17 de julio de 2013

Maniobras en el Extremo Oriente: ¿guerra o política?

Maniobras en el Extremo Oriente: ¿guerra o política?

El presidente ruso Vladímir Putin estuvo en el polígono de Tsugol, en la región de la Transbaikalia, donde observó la fase final de las vastas maniobras de las tropas de los distritos militares Central y Oriental.

Junto con el ministro de Defensa, Serguéi Shoigú, el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de Rusia sobrevoló en helicóptero las zonas de los ejercicios. En general, las maniobras se desarrollan de forma coordinada y disciplinada, sin que se haya detectado ninguna transgresión seria, dijo Vladímir Putin, destacando que prácticamente se alcanzaron todas las tareas planteadas: 

Quiero remarcar que los efectivos militares tuvieron que actuar en condiciones difíciles, en polígonos a los que no están habituados. Desde luego que en tales condiciones no pudo haberse cumplido el 100 % de las tareas. Por cierto que no abatieron todos los blancos, pero han evidenciado un alto grado de combatividad y la disposición de resolver todas las tareas que se les han planteado. 
Lo que ha contemplado el presidente en Tsugol es tan solo una parte de la vasta inspección imprevista de la combatividad de las Fuerzas Armadas. Según los militares, se trata de las maniobras más grandes desde la desintegración de la Unión Soviética. Tienen lugar en diferentes regiones de Siberia y el Extremo Oriente, y cuentan con la participación de más de ciento sesenta mil efectivos, de unos cinco mil carros blindados, ciento treinta aviones y helicópteros, y asimismo de setenta buques de la Flota del Pacífico. 

El lugar ha sido escogido no por casualidad: las regiones poco pobladas del Extremo Oriente y la Transbaikalia se encuentran en cercanía con vecinos fuertes y ambiciosos. Las grandes maniobras militares en esas regiones deben recordar una vez más a nuestros socios que esos territorios son de importancia estratégica para la Federación de Rusia y serán desarrollados y defendidos. A los eventuales retos militares en la región se refirió el experto Alexánder Perendzhíev: 
Existen amenazas potenciales. Más que nada se trata de las pretensiones territoriales de Japón con respecto a nuestras islas Kuriles. Por cierto que Japón no exhibe, de momento, su fuerza militar para recobrar las islas por la vía armada, pero esto no implica que no pueda ocurrir en el futuro. Por otra parte, la situación en la península de Corea es muy complicada, y también allí el desarrollo de los hechos puede ser imprevisible. 

China es considerada socio nuestro, pero, en palabras de Perendzhíev, tampoco está de más recordarle que Rusia es una potencia militar fuerte. Además, a esas regiones fueron trasladadas especialmente grandes cantidades de tropas. De por sí ha sido una revisión de las unidades ferroviarias militares, de la aviación militar de transporte y de la flota naval. Teniendo en cuenta el enorme territorio de nuestro país, el traslado de tropas a enormes distancias cobra importancia especial, indica el copresidente de la Asociación de Politólogos Militares de Rusia, Vasili Beloziorov: 

En caso de que se agrave la situación en el Extremo Oriente o en la Transbaikalia hay que tener la posibilidad de trasladar tropas a esas regiones. Además, tal posibilidad permite a Rusia concentrar fuerzas en zonas lejanas, lo cual puede ser provechoso no solo en territorio de Rusia, sino también más allá de sus fronteras, dado que las amenazas, que pueden incidir de forma negativa en la seguridad de Rusia, pueden surgir en cualquier punto del planeta. 
El experto apunta que muchos vecinos de Rusia y no solo en el Extremo Oriente están incrementando su potencial militar. Esto es mucho más importante que cualquier declaración política. Las maniobras más grandes de la historia contemporánea del país evidencian a todas luces que la Federación de Rusia es un sujeto de la geopolítica mundial, que debe ser tenido muy en cuenta.

La voz de Rusia
Publicar un comentario