miércoles, 23 de enero de 2013

Ministro de Defensa de China realiza visita reservada a Ucrania

El ministro de Defensa de China, Liang Guanglie, realizó una prolongada visita a Ucrania.

El secretismo que ha rodeado este viaje, permite suponer que fueron discutidos varios e importantes acuerdos en el área de la cooperación técnico-militar. La mayoría de los programas chino-ucranianos compiten con los proyectos rusos en China.
A juzgar por las fotos de protocolo, el ministro estuvo acompañado por una nutrida delegación militar china. Además del encuentro que sostuvo con su colega ucraniano Pável Lébedev, Liang Guanglie fue recibido por el primer ministro Nikolái Azárov y por el presidente Víctor Yanukóvich. Entretanto, nada se sabe de los resultados prácticos de la visita, mientras que los medios ucranianos destacan el secretismo inusual que rodea las negociaciones. Es muy probable que por ahora no se trate de contratos, sino de algunos acuerdos marco, en los que aún habrá que trabajar.

La cooperación técnico-militar entre China y Ucrania tiene importantes ejes. La Fábrica Malíshev de Járkov suministra a China motores Diesel 6TD-2 para los tanques chinos de exportación MBT-2000. Actualmente rige el contrato firmado en 2012 que contempla el suministro de doscientos de esos motores. La fábrica Zoria-Mashproekt de Nikoláiev, exporta a China motores de turbinas de gas para buques marítimos y coopera con ese país en la entrega de tecnologías. Aún más importante para China es la cooperación con los fabricantes de Zaporozhets de motores de aviación Motor-Sich, que suministra motores para aviones de entrenamiento de combate y algunos tipos de misiles chinos.

La compañía de construcción aeronáutica Antónov es el participante extranjero clave de los programas chinos de desarrollo del parque de aviones de transporte militar. Los ingenieros ucranianos participan activamente tanto en el desarrollo de la familia de aviones medianos de transporte Y-8/Y-9, creados en base al An-12, que se fabrica en Ucrania, como en la elaboración del nuevo avión pesado de transporte militar Y-20.
El Y-20, recientemente exhibido al público, ha sido diseñado en base al Antónov, que estaba siendo elaborado, pero que no alcanzó la fase de realización del proyecto de avión de transporte militar An-170. Los ingenieros ucranianos de hecho respondían por muchas resoluciones técnicas clave de ese avión. Además, Antónov respondía por el proyecto de ala del avión regional de pasajeros chino ARJ-21, cuya ejecución afronta dificultades.

La fábrica More de Feodosia no solo construye buques de desembarco de colchón neumático para los chinos, que son una copia del aerodeslizador militar ruso “Zubr”, sino también entrega la correspondiente documentación técnica. Hay otros ejes de la cooperación entre China y Ucrania, que se desarrollaron en el período postsoviético, particularmente los equipos electrónicos de aviación y los misiles aire-aire.
La mayoría de los programas chino-ucranianos constituyen una competencia para los proyectos rusos en China. Pero la parte rusa calcula que, en una perspectiva a largo plazo, la amenaza de la competencia ucraniana disminuirá. Al tiempo que Rusia incrementaba en los últimos años las inversiones en la industria de la defensa y la compra de armas paras sus propias fuerzas armadas, Ucrania se veía obligada a seguir viviendo a expensas de las exportaciones de artículos elaborados aún en la Unión Soviética.

Las empresas ucranianas no cuentan con posibilidades para seguir ampliando el surtido de los artículos que fabrican. Los chinos están creando los correspondientes análogos de los artículos ucranianos existentes. China aún en 2011 empezó a probar el tanque de exportación MBT-2000, equipado con motor diesel chino de mil doscientos caballos de fuerza y capaz de sustituir al ucraniano 6TD-2.

Es posible que Ucrania, al verse ante la disminución de la capacidad competitiva de sus artículos, intente ampliar su presencia en el mercado chino mediante la concesión a China de un acceso más completo a sus tecnologías, por ejemplo, en la esfera espacial. Los resultados de la visita de Liang Guanglie merecen la más fija atención, dado que Ucrania, pese a todos sus problemas, desempeña por ahora el papel de segunda fuente, detrás de Rusia, de tecnologías militares para China.

La voz de Rusia
Publicar un comentario