martes, 15 de enero de 2013

Empieza en Alemania el juicio contra dos presuntos espías rusos


Dos presuntos espías rusos detenidos en Alemania en 2011 comparecieron este martes ante un tribunal de la ciudad alemana de Stuttgart.
La acusación sostiene que Andreas Anschlag y su esposa Heidrun traspasaron datos secretos a la KGB soviética y, posteriormente, al servicio de inteligencia ruso SVR durante más de 20 años.
Los Anschlag llegaron a Alemania a finales de la década del 1980, con pasaportes falsos que los identificaban como austriacos de origen sudamericano.
Su detención se produjo en octubre de 2011. En septiembre del año siguiente, tras el supuesto fracaso de un plan de canje de espías entre Berlín y Moscú, los presuntos agentes fueron acusados de falsedad documental y espionaje, cargos que podrían costarles al menos 10 años de cárcel.
El abogado de la pareja, Horst-Dieter Poetschke, confía no obstante que el intercambio podría efectuarse después de concluido el proceso que se celebrará los martes y los jueves hasta junio.
Según la prensa alemana, el plan original era canjear a los Anschlag por dos rusos que colaboraban con los servicios secretos de un país aliado de Alemania y que actualmente cumplen una condena en Rusia.
Se supone que los Anschlag, quienes se identifican como Alexandr y Olga Rost, se especializaban en la recogida de información sobre las estrategias políticas y militares de la UE y la OTAN. También reclutaron a un diplomático holandés, a través del cual tuvieron acceso a centenares de documentos clasificados en 2008-2011. Gracias a ello Moscú recibió, en particular, papeles confidenciales sobre la misión EULEX de la Unión Europea en Kosovo.

Ria Novosti
Publicar un comentario