miércoles, 9 de enero de 2013

China se prepara para la guerra informática

El sistema de navegación por satélite Beidou desarrollado en China tendrá, además de la aplicación civil, uso militar, reconoció recientemente el vicepresidente del Consejo Militar del Comité Central del Partido Comunista de China, miembro del Politburó, Fang Chunlung.

El funcionario castrense de alto rango realizó una inspección a la estación principal del sistema de navegación del Ejército chino el pasado 28 de diciembre, es decir, al día siguiente después de que Pekín propusiera a los países asiáticos recurrir a su sistema de navegación.
El sistema Beidou, precisó Fang Chunlung, sirve de base para numerosos sistemas informativos y es usado “con objetivos militares y civiles”, resultando de utilidad para el país, el Ejército y el pueblo chino y desempeñando un importante papel para la seguridad nacional y la defensa de la soberanía de China. De acuerdo con las estimaciones de los expertos, los costes del mantenimiento del sistema ascenderán a unos veinticinco mil millones de dólares.
La declaración sobre la importancia militar del sistema de navegación no fue ninguna revelación, explica el experto del Instituto de Estudios del Lejano Oriente, Yákov Bérguer:
—En la esfera militar la mejor navegación suele ser efectuada por vía de satélites. Una guerra informática sería impensable en nuestros tiempos sin el uso de satélites para dirigir el desplazamiento de los medios de destrucción y de las unidades de combate. Una muestra convincente de esta tendencia son las guerras que llevó Estados Unidos en el Oriente Próximo. Todo parece indicar que China se está preparando para este tipo de campaña bélica.
Recientemente Xi Jinping, al visitar el distrito militar de Guangzhou, situado al sur del país, señaló inequívocamente que el Ejército debe estar preparado para una guerra moderna. El sistema de precisión por satélite tiene una importancia colosal precisamente para una guerra en condiciones actuales.
El experto no se decidió a ofrecer su evaluación del grado de preparación de China para una guerra informática, pero dio a entender que ésta es una de las prioridades de la estrategia militar de la RPCh:
—A juzgar por los éxitos conseguidos por Pekín en el desarrollo de las tecnologías de lanzamiento de naves pilotadas y del satélite que sobrevoló la Luna, China está avanzando en dicho campo a marchas aceleradas. Casi no hay noticias sobre fallos de ningún tipo. Apenas habrá alcanzado el nivel de Estados Unidos, pero se le está acercando, sin lugar a dudas.
Yákov Bérguer está de acuerdo con la opinión de muchos de sus compañeros de oficio que creen que el sistema Beidou podría usarse en calidad de método de neutralización del potencial del posible enemigo de China.
—China está apostando por un amplio desarrollo de los programas espaciales. Lanzó un cohete capaz de abatir cohetes, ha diseñado equipo generador de transferencias y de bloqueo de transmisión de información. Por supuesto, son lanzados diferentes virus que impiden una defensa activa. Todas estas actividades forman parte de una guerra informática.
Los expertos aseguran que en la actualidad sistemas de información y de comunicación de determinados Ejércitos del mundo usan el sistema de navegación estadounidense GPS. Sin embargo, Washington podría desactivar el mencionado sistema por completo o en algunas zonas del mundo, de modo que el Beidou sería capaz de competir seriamente con el GPS.

La voz de Rusia
Publicar un comentario